Asamblea de la Plataforma en Mieres

Los pacientes alertan del aumento de derivaciones quirúrgicas en el Caudal

Asamblea de la Plataforma por la Sanidad Pública celebrada en Mieres. / JUAN CARLOS ROMÁN
Asamblea de la Plataforma por la Sanidad Pública celebrada en Mieres. / JUAN CARLOS ROMÁN

La Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública señala que esto supone un deterioro del sistema. 397 usuarios rechazaron ir a centros privados

ALEJANDRO FUENTE MIERES.

Analizar la situación de la sanidad pública en la región y en el Caudal y realizar propuestas para su mejora. Bajo estos parámetros se celebro ayer, en el salón de actos de la Escuela de Música mierense, una asamblea de la Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública en Asturias. El responsable del colectivo en la comarca, Pablo Ramírez, apuntó a las principales deficiencias del área sanitaria VII -que agrupa a los concejos de Mieres, Lena y Aller- se encuentran en las listas de espera; según los últimos datos publicados por el Principado -de octubre-, hay un total de 1.469 pacientes dentro de la demora estructural quirúrgica.

«Detectamos que cada vez se derivan más pacientes a centros privados, lo que consideramos un deterioro del servicio». Hay un total de 397 usuarios que rechazaron esta opción en el hospital Álvarez-Buylla. La consecuencia es que «los pacientes ya no están sujetos por la obligatoriedad fijada de Sanidad de ser operado en un plazo máximo de 180 días, y por eso creemos que se van a la cola de las listas a pesar de que lo niegan en el Principado», asegura Ramírez.

No obstante, los responsables de este colectivo no quieren ser alarmistas y mantienen que la calidad asistencial en la región y en el Caudal es muy alta. «El mes pasado mantuvimos un encuentro con la gerencia del área y se nos transmitió que uno de los principales problemas que padece el sistema es la falta de facultativos especializados, sobre todo, anestesistas». Se trata de la respuesta que ya dio la responsable sanitaria, Alejandra Fueyo, en una entrevista a EL COMERCIO.

Por su parte, el responsable de esta plataforma en el ámbito regional, Carlos Ponte, explicó las que serán las principales líneas de actuación para el próximo año. Alertó de la existencia de una «burbuja sanitaria», ya que cada vez es más costoso aplicar innovaciones tecnológicas y de tratamiento «porque son sectores que están controlados por empresas privadas». Es un asunto que se quiere estudiar en profundidad en una asamblea que se celebrará en Oviedo durante el próximo de mes marzo. Se quiere con ello diseñar una serie de propuestas para trasladarlas al seno de la Consejería de Sanidad. «Hay que centrarse en la formación de profesionales», añadió.

Comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *