El Ayuntamiento de Oviedo renueva un seguro médico privado

La Plataforma crítica el seguro privado del Ayuntamiento

Ayuntamiento de Oviedo. /MARIO ROJAS
Ayuntamiento de Oviedo. / MARIO ROJAS

Consideran que es una «fuente de inequidad»  que cuesta un millón de euros a las arcas municipales

JUAN CARLOS ABAD OVIEDO.

«Es un despropósito». Así explica Carlos Ponte, portavoz de la Plataforma de Defensa de la Salud y la Sanidad Pública de Asturias, que el Ayuntamiento de Oviedo haya renovado el contrato del seguro privado del que disfruta parte de la plantilla municipal. «Creo que hay que tener en cuenta dos perpectivas diferentes: la de los trabajadores que tienen este seguro y no quieren perderlo, y la de que no se puede entender que una institución pública estime recursos de su erario a un contrato de un seguro privado». «Es absurdo y condenable», añade Ponte, que cree que el mantenimiento de este tipo de pólizas suponen «una amenaza al sistema público de sanidad».

El seguro, que solo cubre a una parte de la plantilla, a los funcionarios que entraron antes de abril de 1993, unos 280 trabajadores y a sus familiares en un sentido amplio hasta sumar unos 1.200 beneficiarios, cuesta un millón de euros al año al Ayuntamiento. Creando lo que la plataforma considera «una fuente de inequidad». «Entendemos que los trabajadores quieran mantenerlo, pero no es cierto que sus tratamientos se vean en peligro porque pasarían a la sanidad pública; más garantista», explica Ponte. La póliza, además, protege a los cónyuges, exparejas, hijos o ascendientes de los que la suscribieron y añade un seguro ortoprotésico.

Aparte de la bronca en el seno del equipo de gobierno, puesto que la renovación del contrato se aprobó con los votos del PSOE e Izquierda Unida y la oposición de Somos, para Ponte, supone además «el mayor riesgo que amenaza al sistema público: el doble aseguramiento». En estos momentos, el 14% de los asegurados en Asturias tienen un seguro privado mientras que en Cantabria es un 5% o en Navarra del 8%. Ponte explica que «estamos pensando en la posibilidad de presentar una moción y dar esta información al Ayuntamiento para advertir de las consecuencias para lo público que tiene el hacer este tipo de convenios».

Mientras el alcalde habló de «derecho adquirido por los trabajadores» para la firma del seguro, Ponte no lo ve así: «Desde hace años mantenemos que las mutualidades son unas prebendas que no tiene el resto de la ciudadanía que las está pagando.

Comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *