El decreto de listas de espera no logra frenar el incremento de las demoras en Cabueñes.

El decreto de listas de espera no logra frenar el incremento de las demoras en Cabueñes.

 

El Comercio de Gijón. 4 de Enero 2019

 

El hospital cierra el año con 4.392 pacientes pendientes de una operación, la segunda cifra más alta de su historia

Más esperas en intervenciones quirúrgicas y consultas. El decreto de listas de espera que entró en vigor el pasado 8 de noviembre no ha conseguido, al menos de momento, frenar el incremento de estas demoras en el Hospital de Cabueñes. Según los últimos datos publicados por el Servicio de Salud del Principado (Sespa), actualizados a 30 de noviembre de 2018, 4.392 pacientes aguardan por una operación en el centro hospitalario de referencia del Área Sanitaria V. Hay que remontarse varios años atrás para encontrar una bolsa de pacientes en espera similar; en concreto, a 2013, cuando tres meses de huelga médica en Asturias dejaron 4.620 personas pendientes de una intervención, con 102 días de demora media.

Los 4.392 enfermos quirúrgicos del balance de noviembre son 911 más que el año pasado, cuando la cifra ascendía a 3.481. La especialidad que más retraso acumula es oftalmología, con 1.259 personas, seguida de traumatología, con 1.241, y cirugía general y digestiva, en la que hay 692 pacientes pendientes de ser intervenidos. Igualmente, hay demora en urología (402 personas), otorrinolaringología (220), ginecología (187), cirugía plástica (165), maxilofacial (87), angiología y cirugía vascular (78) y dermatología (61). La lista incluye 487 pacientes «transitoriamente no programables», ya sea por motivos clínicos que contraindican la intervención o porque ellos mismos han solicitado aplazarla. Además, otros 27 aguardan la operación tras rechazar ser trasladados a un centro alternativo.

 

 

Al límite

El compromiso del decreto de las listas de espera es que las intervenciones de cirugía cardiaca valvular, cirugía cardiaca coronaria, cataratas, prótesis de cadera, prótesis de rodilla e histerectomías se realicen en un plazo máximo de seis meses, algo que se cumple en este caso dado que por el momento ningún enfermo pendiente de estos procesos espera tanto tiempo. Las operaciones de cataratas son las que tienen una lista de espera más abultada. En concreto, 774 usuarios de Cabueñes están pendientes de someterse a una cirugía de estas características y 415 de ellos esperan entre tres y seis meses, siendo el tiempo máximo de 179 días, a las puertas del límite establecido por el Sespa. Hay además 203 personas que precisan una prótesis de rodilla, 68 de las cuales han de aguardar entre 91 y 180 días, con una demora máxima igual a la de la operación de cadera. De los 146 enfermos pendientes de un implante de prótesis de cadera, 49 están en el segundo tramo de espera. En este caso, el tiempo máximo de espera es de 177 días.

Fuera de las intervenciones que contempla el decreto de listas de espera, las más frecuentes son las de juanetes (179) y hernia inguinal y crural (171), seguidas de las cirugías para eliminar tumores benignos en la próstata (85), cálculos en la vesícula (76), operaciones de túnel carpiano (42), hernia discal (25), hemorroides (22) y otros.

Cabe destacar que, si bien en 2017 el centro hospitalario público logró eliminar las listas de espera de más de seis meses y terminó el primer trimestre del año sin pacientes con más de 181 días de retraso, en noviembre había treinta enfermos en esta situación, 27 de los cuales aguardaban por una intervención de urología y tres de cirugía maxilofacial.¿Cuánto se tarda entonces en ser intervenido en Cabueñes? De media, los 3.878 pacientes en espera estructural -es decir, la que no incluye a quienes rechazan ir a otro centro o no pueden operarse por el momento- aguardan setenta días. Son diez más que en las mismas fechas de 2017.

Más enfermos, menor espera

Sube también el número de personas que esperan por la primera consulta: 11.876, frente a los 11.745 del pasado año. La ley garantiza que los pacientes que tengan que acudir a una primera consulta en ginecología, oftalmología, traumatología, dermatología, otorrinolaringología, neurología, cirugía general, urología, cardiología y aparato digestivo deberían ser citados antes de dos meses. De ellas, solo urología tiene actualmente una demora media superior a esos sesenta días, con 80,26 jornadas de espera media.

No es el extremo más elevado. Según los datos publicados por el Sespa, el promedio de espera en anestesia y reanimación se sitúa en 118,09 días. El resto de plazos son mucho más moderados y salvo en los casos de rehabilitación (72,34 días) y cirugía maxilofacial (65,72), no superan los dos meses. Los que menos aguardan son los pacientes citados para una consulta de cirugía vascular, que tardan en ser atendidos menos de un día (en concreto, 0,33), los de hematología (3,96) y reumatología (4,40).

La demora media para todas las especialidades es de 46,71 días, es decir, cinco menos que en el pasado año, cuando se esperaba 51,91 días de media. Y también mejora la cifra global para consultas en Asturias, que se eleva a 55,35 jornadas de demora.

Traumatología es la especialidad del Hospital de Cabueñes con mayor número de pacientes pendientes de una primera consulta, 1.922, seguida de oftalmología (1.463), dermatología (1.472), urología (1.164) y rehabilitación (946) como las consultas más demandadas y que mayor retraso acumulan. El resto de especialidades tienen listas de espera mucho menos abultadas, por debajo del millar en todos los casos.

Las pruebas diagnósticas muestran una mejor cara de Cabueñes, ya que son uno de los pocos parámetros asistenciales que han logrado reducir sus demoras. Si en 2017 aguardaban 5.288 personas, este año son 4.600 los pacientes que confían en realizarse próximamente una mamografía (101 pacientes y 13,41 días), ecografía (2.316 y 50,8), TAC (506 y 17,45) o resonancia magnética (1.087 y 27,76). Suspenden todavía las colonoscopias, que con 590 pacientes y una demora media de 75,35 días no llegan a cumplir los dos meses de espera máxima que estipula el decreto para esta prueba.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.