Dentro de cinco años faltarán 9.000 médicos

Las jubilaciones y la limitación de plazas MIR hasta el 2018, causas del déficit, según un estudio

A partir del 2028, la situación mejorará, aunque no lo suficiente en atención primaria

Entre las soluciones: dar incentivos, fichar extranjeros y flexibilizar la edad de jubilación

El nuevo perfil: formados en el extranjero y sin especialidad

Varios médicos residentes se manifiestan por Madrid, este lunes, al inicio de su tercera semana de huelga para mejorar sus condiciones laborales

Las protestas de los profesionales sanitarios se han sucedido en la última década, sobre todo, por parte de los médicos de atención primaria

Hace unas semanas, el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas recibieron un informe sobre las necesidades de médicos especialistas a corto (2028) y medio plazo (2035) con una conclusión clara: en cinco años, el déficit de médicos alcanzará los 9.000 profesionales, concentrados sobre todo en la atención primaria y en urgencias, precisamente los servicios más cercanos a los ciudadanos, primera puerta para el acceso a la atención especializada.

Las causas son dos bien definidas. Por un lado, el elevado porcentaje de facultativos de más de 60 años que en estos años se jubilarán y, por otro, el retraso en la incorporación de los MIR que hasta el 2017 tuvieron restringidas de manera inexplicable las plazas (se ofertaron menos de las que se requerían) y eso, que los responsables políticos contaban con informes sobre la falta de profesionales.

Pero no todo es negativo. A partir del 2027 se reducirá la brecha entre oferta y demanda debido, por una parte, a que las jubilaciones anuales empezarán a caer y por otra, la incorporación de las nuevas cohortes de médicos es­pecialistas formados durante los últimos años de fuerte incremento de la oferta de plazas MIR (2019-21).

Así lo indica el informe Oferta-necesidad de especialistas médicos 2021-2035 , elaborado por Patricia Barber Pérez y Beatriz González López-Valcárcel, de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, quienes con los resultados obtenidos ponen encima de la mesa propuestas para paliar ese lustro complicado que se avecina, como es la contratación de profesionales extranjeros para reducir el déficit (lo llaman “comprar” médicos) o flexibilizar la edad de jubilación de los facultativos (antes se les permitía seguir hasta los 70 años). Y, para aquellas plazas difíciles de cubrir, como las rurales en distintos territorios, sobre todo, de médicos de familia, dar incentivos (más salarios, estabilidad, vacaciones…). El estudio parte de los datos de junio 2001. En ese momento, había en el sistema público 136.344 médicos trabajando. El 31% estaba adscrito a atención primaria, el 59,5% a la especializada y el 9,5%, registrados en tareas no reconocidas como especialidad, como urgencias y emergencias, ya sea en hospitales o en centros de salud.

Más de 190.000 facultativos

En total, con el sector privado, se estima que el número total de médicos activos en España asciende a 192.484. Esto supone una ratio de 406,13 médicos especialistas por 100.000 habitantes en 2021. El empleo privado estaría en torno al 30% del total, con un incremento desde 2018 del 7%, frente a la caída del empleo público del 1,7% entre 2018 y 2021. “Sin embargo, esa caída encierra dos trayectorias bien distintas, un descenso del 2,14% en atención primaria y un incremento de casi el 6% en la especializada”, señala el informe.

Asturias, la mejor dotada

Esas cifras referidas al sector público implican una ratio de 300,5 médicos por 100.000 habitantes en 2021, con grandes diferencias entre comunidades. A la cabeza, Asturias (383,2 médicos por 100.000 habitantes), Navarra (381,7), Galicia (363,7) y País Vasco (351,3). En el otro extremo, Andalucía (234,8), Ceuta y Melilla (263,2), Baleares (275,9) y Canarias (282,2).

Sector feminizado y envejecido

El 46% de los médicos de la red pública tiene 50 o más años y el 21,1% tiene más de 60. La tasa de feminización a nivel nacional es del 61,1%. En su gran mayoría, están contratados a tiempo completo, el 94%. El sector sanitario privado en España ha vivido una última década expansiva en actividad y empleo (Instituto de Desarrollo e Integración de la Sanidad. IDIS 2021). El gasto sanitario privado sobre el gasto sanitario total en España asciende ya casi al 30% (23,1% de media en la OCDE). La demanda de profesionales se ha incrementado notablemente.

Necesidades futuras

En volumen de oferta, el número de médicos especialistas crecerá desde los 192.547 de 2021 hasta 214.423 profesionales en 2035. La población de médicos especialistas muestra una tendencia significativa de rejuvenecimiento. Globalmente, continuará la tendencia hacia la feminización y los porcentajes de médicos mayores de 50 y de 60 años se reducirán notablemente. En 2021, el 43% de los médicos activos tenía más de 50 años y el 18%, más de 60 años. La tendencia de ambos indicadores es de rejuvenecimiento: las proyecciones indican que el porcentaje de mayores de 50 y más años se reducirá en torno a 8 puntos porcentuales hasta 2035 (hasta el 34,7%). Los mayores de 60 años representarán en 2035 apenas el 12,1% del total.

Especialidades deficitarias

Medicina familiar y comunitaria (MFyC), medicina del trabajo, inmunología y “otros” (includos médicos de urgencias y emergencias), psiquiatría, análisis clínicos y bioquímica y microbiología son las especialidades que, según las proyecciones, presentarán una tendencia de déficit superior al 10% hacia 2028. Anestesiología y reanimación y radiodiagnóstico tendrían un déficit entre el 5% y el 10%. El resto, sin problemas.

Soluciones a corto plazo

Según los resultados del modelo predictivo del informe, el año 2027 es punto de inflexión. Ese año habrá un déficit global de unos 9.000 médicos, que se debe sobre todo a la falta de médicos en medicina de familia y de urgencias. “Se está a tiempo de tomar decisiones que eviten llegar a 2028 en esa situación. A corto plazo, para afrontar los déficits, además de aumentar las plazas MIR convocadas en determinadas especialidades, podría flexibilizarse la edad de jubilación en el Sistema Nacional de Salud y promover la inmigración de médicos formados en otros países”.

Desequilibrio con la universidad privada

A medio plazo, se requieren cambios de mayor calado: la regulación del acceso al grado de Medicina. Muchos jóvenes quieren estudiar Medicina, pero se ven imposibilitados por las restricciones actuales (altas notas por los numerus clausu ) en las universidades públicas. Lo que no ocurre en las universidades privadas. “Es necesario un debate social sobre este tema, incorporando también las condiciones y requisitos (reglas del juego) para acceder a una plaza de grado en España, que en este momento presentan una clara diferenciación entre universidades públicas y privadas, suscitando problemas de equidad horizontal”, señala el informe.

Médicos de familia

Es la especialidad con mayor déficit ahora y en el futuro. Por el lado de la oferta, es la segunda especialidad con una pirámide etaria más envejecida actualmente, con los mayores porcentajes de profesionales con 60 y más años (33,2%, uno de cada tres) y de 50 y más años (60,2%). El problema se agudiza porque hay un gran número de médicos de familia que optan por ejercer en el sector sanitario privado o en la medicina de urgencias, pública y privada. Las plazas MIR no se cubren. Es preciso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.