Estado de emergencia climática

Greenpeace

Afortunadamente, no todo son malas noticias. El mundo entero se está movilizando masivamente frente al cambio climático, con la juventud a la cabeza. Estos movimientos sin precedentes están forzando que universidades, alcaldías e incluso gobiernos estén promulgando declaraciones de emergencia climática. Ya lo han hecho parlamentos como el británico y el irlandés o gobiernos como el escocés. Aquí, la semana pasada Cataluña aprobaba, por primera vez en España, una declaración de emergencia climática. Ahora es el turno del nuevo Gobierno y los que se formen a nivel municipal y autonómico tras las elecciones de este domingo.

Pero no basta con una declaración vacía tras la que luego se mantengan las mismas políticas que nos han traído hasta aquí. Hacen falta compromisos reales y propuestas concretas, como el cierre de todas las centrales térmicas de carbón para 2025, un sistema energético 100% renovable para 2030 o reducir todas las emisiones de CO2 a cero para 2040 en la Unión Europea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.