La adversidad socio-económica: Entre el paciente y la salud poblacional

Fiona Godlee. BMJ 2018; 360: k1408

Existe una gran cantidad de factores de riesgo bien conocidos para las enfermedades crónicas y la muerte prematura. Pero hay un factor de riesgo que habitualmente queda olvidado o que en todo caso queda fuera del alcance de los médicos: El bajo nivel socioeconómico.

Una investigación publicada en el BMJ esta semana dice que la adversidad socioeconómica no solo acorta vidas sino que también acelera la discapacidad, lo contrario de un envejecimiento saludable (doi: 10.1136 / bmj.k1046)

Utilizando la velocidad de caminar como una medida de la cantidad de años de función física perdida a los 60 años, los investigadores encontraron que el estado socioeconómico es tan importante como los factores de riesgo como la obesidad, el tabaquismo, el alcohol, la hipertensión, la diabetes y la inactividad física.

Como dice Rachel Cooper, parece que “las personas que han experimentado adversidades socioeconómicas no solo tienen más probabilidades de vivir vidas más cortas sino también de vivir una vida más corta con discapacidad” (doi: 10.1136 / bmj.k1288 ).

Estos resultados se suman a la urgencia de abordar la desigualdad social. Y los nuevos y costosos medicamentos no son la respuesta, dice el economista de salud Karl Claxton (doi: 10.1136 / bmj.k1373 ).

Esta tensión entre los derechos de los pacientes individuales y las necesidades de la población se juega en los hospitales y las prácticas generales todos los días.

Contribuye a una creciente sensación de malestar moral entre los médicos. Como dice David Oliver: Saber lo que un paciente necesita pero no poder proporcionarlo debido a las limitaciones del sistema (doi: 10.1136 / bmj.k1333 ) Rebecca Rosen hace una observación similar (doi: 10.1136 / bmj.k1366 ). La incomodidad de no poder hacer bien el trabajo es una causa importante de insatisfacción entre los médicos de cabecera. Por ejemplo, trabajar para reducir la prescripción de antibióticos es particularmente estresante porque la guía de NICE les pide a los médicos generales que actúen como guardianes de la salud individual y de la población.

Comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *