La Industria declara 564 millones en transferencias a los médicos

En 2017, la industria farmacéutica asentada en España invirtió un total de 564 millones de euros en transferencias de valor a organizaciones y profesionales sanitarios. Así se desprende de los datos facilitados por la patronal Farmaindustria este jueves. En concreto, las compañías invirtieron aproximadamente 251 millones de euros en contratos con organizaciones y profesionales sanitarios para desarrollar proyectos de investigación en el ámbito biomédico. Adicionalmente, contribuyó con 115 millones de euros en ayudas a profesionales sanitarios para que pudieran acudir a reuniones y congresos científicos-profesionales, mientras que las organizaciones sanitarias responsables de este tipo de encuentros contaron con un apoyo de 90,5 millones de euros. A los citados ámbitos de investigación y de formación se suman otros dos conceptos: la prestación de servicios profesionales, ya sean individuales o de organizaciones, por valor de 79,5 millones de euros, y las donaciones, que sólo pueden hacerse a organizaciones sanitarias y que ascendieron a 28 millones.

Es el tercer año consecutivo en el que las compañías farmacéuticas publican estas colaboraciones en investigación y en formación médica, que constituyen uno de los pilares esenciales de la I+D y la calidad de la prestación sanitaria en España.

La publicación de estos datos es consecuencia de la iniciativa de transparencia de la industria farmacéutica en Europa, incorporada en 2014 al Código de Buenas Prácticas de la Industria Farmacéutica en España, y que se tradujo en la publicación a partir de 2016 de las transferencias de valor derivadas de las colaboraciones entre industria y organizaciones y profesionales sanitarios en el año anterior. En estos últimos días de junio, las compañías han publicado en sus webs los datos de 2017.

Salvo en el capítulo referido a I+D, donde se ha registrado un incremento del 29 por ciento derivado del mayor esfuerzo de las compañías en este ámbito en España y de la creciente complejidad y costes de los nuevos ensayos clínicos, el resto de partidas se mantienen estables, en líneas generales, respecto a los datos del año anterior.

Primer año de publicación 100% individualizada

Hasta la publicación del año pasado seguían coexistiendo en el caso de ayudas a formación y prestación de servicios datos agregados e individualizados (en función del consentimiento de los profesionales), pero en la presente publicación, todas las colaboraciones se han hecho públicas de forma individualizada para alcanzar la máxima transparencia. Esta posibilidad, incorporada al Código de Buenas Prácticas en 2016, vino dada por un informe de la Agencia Española de Protección de Datos en el que concluye que prevalece el interés general sobre el individual para la publicación de esta información y sostiene que para hacerlo hay que informar a los profesionales en los contratos o documentos en los que formalicen su colaboración con el laboratorio. Así, todo profesional es informado y es libre de aceptar o no tal colaboración.

Para el presidente de Farmaindustria, Jesús Acebillo, “no hay duda de la necesidad de colaboración entre la industria farmacéutica, el sistema sanitario y las organizaciones y profesionales sanitarios; es crucial para la I+D de nuevos fármacos, para la formación continuada de los profesionales y para la calidad de la prestación sanitaria, y por lo tanto para los pacientes. La apuesta por la transparencia nos ayuda dar a conocer esta valiosa colaboración y nos presenta ante la sociedad como un sector moderno, abierto y consecuente, que no será perfecto, pero que tiene la voluntad clara de hacer las cosas mejor”.

Comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *