La preocupante situación de las listas de espera, FADSP

El Ministerio de Sanidad ha hecho públicas las listas de espera del SNS, quirúrgica (LEQ) y de primeras consultas externas (LECE) a diciembre de 2020 y de ellas podemos hacer las siguientes consideraciones:

1.- La lista de espera LEQ ha incrementado el tiempo de demora y el porcentaje de espera más de 6 meses respecto a diciembre de 2019. La LECE ha aumentado el número de días de demora media pero no así el porcentaje de espera, más de 60 días que ha descendido 1,9 puntos. Evidentemente estos datos están influidos por las 459.429 personas menos que han entrado en LEQ en 2020 respecto a 2019 y las 475.640 menos en LECE, un grave problema que evidencia la desatención durante la pandemia de las enfermedades no covid19.

2.- La LEQ disminuye ligeramente el número de personas en la misma (19.822 menos), aumenta la demora media (148 días versus 121 de diciembre de 2019), y aumenta en 8 puntos el porcentaje de personas que esperan más de 6 meses (26,9 versus 19,9%). La tasa de entrada por 1000 habitantes baja 13 puntos (de 64,7 en 2019 a 51,7 en 2020) y el número de intervenciones realizadas disminuye en el mismo periodo en 399.444.

3.- Por CCAA la que presenta mayor tiempo de demora es Castilla la Mancha (266 días) y la que menos Asturias (60 días) aunque este dato puede ser engañoso y estar influido por las entradas en LEQ (a menos entradas en principio menor lista de espera).

4.- En cuanto a la LECE se observa también un aumento en el número de días de demora (99 en diciembre de 2020, versus 88 en 2019), con una disminución de 1,9 puntos en el porcentaje de quienes esperan más de 60 días (47,2 versus 49,1) y una disminución en el número de personas /1000 habitantes en LECE (de 63,72 pasan a 53,60), obviamente por una disminución en las entradas, si bien en este caso no se ofrece el dato de las consultas externas realizadas en ambos años.

5.- Por CCAA la mayor demora está en Cataluña (152 días) y la menor en el País Vasco (30 días) siendo llamativa la disparidad en la tasa de pacientes /1000 habitantes en LECE que va desde el 8,82% del País Vasco hasta el 71,10% de Navarra que, pese a ello, tiene un bajo porcentaje en cuanto a quienes esperan más de 60 días (7,6%).

Es obvio que con la 4ª y 5ª olas, las cosas no habrán mejorado sino todo lo contrario y estos malos datos de listas de espera habrán aumentado de manera significativa, lo que resulta totalmente intolerable y tiene repercusiones importantes sobre la salud de la población.

En resumen. Aunque los datos tienen algunas insuficiencias e incongruencias llamativas, confirman básicamente lo que se había calculado desde la FADSP en cuanto a intervenciones quirúrgicas y consultas externas no realizadas y evidencia un panorama extremadamente preocupante en el que se objetiva el abandono de la asistencia sanitaria a las personas con enfermedades no-covid19, que, no debemos olvidarlo, continúan siendo las principales responsables de la morbilidad y mortalidad en nuestro país, así como la necesidad, como ya venimos reclamando desde la comparecencia en la Comisión de Reconstrucción, de la necesidad de que la Sanidad Pública organice urgentemente circuitos asistenciales para los enfermos no-covid19 que permitan su atención en un tiempo razonable, para lo que es preciso reforzar presupuestariamente y en recursos humanos la Sanidad Pública así como la utilización intensiva de sus equipamientos.

Federación de Asociaciones para la Defensa de la Sanidad Pública

24 de agosto de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.