La sanidad aumenta su lista de espera pese a intensificar cirugías y consultas

El mes de febrero cierra con 21.342 personas pendientes de una operación y 90.988 aguardando por una cita en atención especializada

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) realizó durante el mes de febrero 149.129 consultas hospitalarias y 4.683 cirugías. Cifras que superan considerablemente la actividad sanitaria llevada a cabo en enero, pero no lo suficiente para reducir las listas de espera. Es más, según los datos que el Principado facilita periódicamente y que ayer fueron actualizados, hay 594 personas más a la espera de una intervención quirúrgica y 1.835 más que están pendientes de una primera consulta en atención especializada.

Los hospitales públicos asturianos soportaron durante estos dos primeros meses del año una alta ocupación en planta y en las unidades de cuidados intensivos como consecuencia del coronavirus. La sexta ola de la pandemia ha coincidido, además, con una elevada demanda de hospitalizaciones por otras patologías y de operaciones urgentes. A esa situación se remite el Sespa para explicar por qué el mes de febrero se ha cerrado con una lista de espera quirúrgica de 21.342 pacientes frente a los 20.748 que había en enero.

Que en febrero se redujese la tasa de contagios y aflojase la presión asistencial permitió retomar la actividad quirúrgica ordinaria a un nivel «similar a la de años prepandémicos», asegura el Sespa. Incluso se volvieron a programar operaciones por las tardes, dentro del plan de choque que ha puesto en marcha la Consejería de Salud para reducir la lista de espera quirúrgica. Aun así, se ha logrado disminuir en cuatro días el tiempo medio de demora -de 99 a 95 días-, pero no el número de pacientes que aguardan a pasar por quirófano.

Desde que se empezó a aplicar el plan de choque, se realizaron 2.391 cirugías vespertinas, 447 durante febrero. Y, con respecto al mes de enero, se hicieron, en total, 1.100 operaciones más. Si se mantienen los indicadores asistenciales relativos al coronavirus, el Sespa tiene previsto seguir incrementando el ritmo de actividad de los quirófanos en un intento de meter en vereda unas listas de espera que no acaban de encauzarse.

En cuanto a las consultas, más de lo mismo. Los datos constatan que la actividad se ha reforzado y mucho: los profesionales del Sespa atendieron en febrero a 24.923 pacientes más. Sin embargo, hay 90.988 personas que esperan por una primera consulta especializada frente a los 89.153 del mes anterior. «Se ha incrementado un 20% la actividad de primeras consultas y un 56% el número de pruebas diagnósticas, pese a concatenar tres meses consecutivos con una elevada presión asistencial», destaca, por su parte, el Servicio de Salud del Principado. Un ejemplo: de las 20.616 ecografías que estaban pendientes en enero se ha pasado a 16.452 y, en cuanto a las resonancias, otra de las pruebas con mayor demanda, se ha reducido la lista de espera en 2.149 pacientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.