Listas de espera en Asturias, agosto 2021

El Servicio de Salud del Principado (Sespa) ha publicado hoy las listas de espera correspondiente a agosto, que reflejan el impacto de la quinta ola de la covid en la ocupación hospitalaria. En números absolutos, 20.371 personas aguardaban una intervención a comienzos del mes. Para paliar los efectos de la pandemia en la actividad asistencial, el Principado ha iniciado el plan de choque dotado con 8 millones para reducir estas esperas. Durante los próximos seis meses se realizarán más de 8.000 operaciones.

Las listas de espera quirúrgicas se han resentido en agosto por la escasa disponibilidad de camas de críticos como consecuencia de la pandemia, lo que ha motivado que se suspendieran los programas especiales de intervenciones por la tarde.

No obstante, las listas se reducen en las especialidades de cirugía maxilofacial, plástica, pediátrica y neurocirugía; y se mantienen en cirugía ginecológica, cardiaca y torácica. En comparación con el año pasado, mejoran en oftalmología, otorrinolaringología y cirugía vascular y muestran registros similares en cirugía torácica y neurocirugía.

La espera media de los pacientes intervenidos en agosto se sitúa en 96 días, ligeramente superior a la del mismo mes de 2020 (92 días) y 4 menos que en julio de este año.

Respecto a las primeras consultas, a principios de septiembre estaban pendientes 77.004, con una demora media de 70 días, cuatro menos que al cierre de agosto de 2020. La actividad de consultas externas ha aumentado y posibilita esta mejora, ya que se ha efectuado un 7% más de primeras consultas (6.495) que en agosto del año pasado. Asimismo, este incremento de las consultas se ha traducido en una mayor demanda de pruebas de diagnóstico: 5.000 más que hace un año.

Asimismo, la demora media se ha reducido en cuatro días para mamografías y colonoscopias: en la actualidad se aguarda 45 días y 56, respectivamente. La espera también ha descendido en un día para las ecografías, cuya demora actual es de 71 días.

NOTA PSSPA.

1.- Las comparaciones deberían de hacerse con el año 2..019, es decir, con los datos pre-pandemia, y no con el 2.020

2,. No se puede creer que en algunos servicios hayan disminuido las demoras o hayan permanecido estabilizadas, porque es bien sabido que la actividad de las patologías no-Covid experimentaron una importante parálisis en todos los servicios.

3. Lo que ha disminuido sustancialmente es el volumen de pacientes que han entrado en lista de espera, un dato que debería de proporcionar el SESPA,  y que obedece a muchos pacientes se han quedado sin diagnostico y/o atención,  bien por no acudir a los servicios sanitarios (temor al Covid) o bien porque se ha considerado desde los servicios sanitarios que la atención o el procedimiento podía ser diferido…  Así, según datos del Ministerio de Sanidad, en 2020 la demanda sanitaria en el conjunto del estado ha disminuido en más de medio millón de pacientes con respecto a  2019.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.