Ni casas sin gente, ni gente sin casas

Editorial OSALDE: Pobreza y Sinhogarismo en España y Euskadi

El sinhogarismo es una emergencia social desatendida en España, país que se encuentra “entre los 15 mayores del mundo por su riqueza y bienestar social” según se declara con orgullo desde los foros de economía. Siendo así, cómo permitimos que unas 40.000 personas carezcan de hogar? El 10 de octubre se declaró dia del sinhogarismo.

Según los datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía española se sitúa en el puesto 14, muy cerca de Australia y Rusia y por delante de México e Indonesia. En el futuro parece complicado que vuelva a ocupar el lugar al que llegó antes de la crisis, pero a corto y medio plazo se mantendrá dentro de las 20 mayores naciones por PIB. En 2017, España recibió más de 80 millones de turistas extranjeros, lo que además de suponer la mayor cifra jamás registrada también hace que el país sea ya el segundo lugar más visitado del mundo. Es un orgullo poder compartir con nuestros visitantes el país que amamos y admiramos. Pero también sentimos vergüenza cuando en el paisaje de nuestra sociedad opulenta se expone la pobreza de gentes sin hogar con evidentes signos de pertenecer a los sectores más vulnerables. Un espectáculo propio de países empobrecidos, no democráticos y con graves carencias sociales. ¿Es compatible tan bochornosa realidad con los valores democráticos y derechos humanos que tan orgullosamente proclamamos como Estado y Nación? La situación sugiere que ni siquiera existe un plan eficaz de emergencia social que alivie al menos el 100% de estas carencias que acusan a toda la sociedad. Personas marginadas por el paro crónico, la ruina familiar y el desahucio, enfermas mentales, enfermas de adicción, discapacitadas, inmigrantes víctimas de las mafias de explotación de la pobreza., se exhiben encarteladas en los puntos neurálgicos de las principales ciudades para pedir una ayuda a los transeúntes. Muchas de ellas carecen de vivienda, pugnan entre ellas por una vivienda social, un lugar donde pasar la noche en albergues para transeúntes o bien viven en la calle, ocupando cajeros para dormir o edificios abandonados.,

Más de 12 millones de personas en España –el 27% de la población– viven en situación de pobreza y exclusión social. El acceso a una vivienda digna es un factor esencial en la lucha contra la pobreza. El 3 de marzo de 2010 la Unión Europea presentó “Europa 2020, una estrategia para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador”, en la que se agrupaban los objetivos necesarios para el crecimiento económico y social de sus miembros durante la década.  España adoptó como objetivo “reducir entre 1.400.000 y 1.500.000 (en el periodo 2009-2019) el número de personas en riesgo de pobreza y exclusión social”

Según el informe AROPE  en el año 2017, un total de 12.338.187 personas, que suponen el 26,6 % de la población residente en España está en Riesgo de Pobreza y/o Exclusión Social. Las personas con discapacidad soportan un riesgo de pobreza y/o exclusión mucho más elevado que las que no tienen discapacidad. Son menos las personas en riesgo de pobreza que en años anteriores, pero las que lo están han empeorado sus condiciones de vida. Aumenta la brecha de la desigualdad.

En el año 2017 se ejecutaron más de 50.000 ejecuciones hipotecarias en España, 348 en el País Vasco.  Los lanzamientos “iniciados” entre 2008 y 2016 en el conjunto de España fueron 515.000 (157 por día). Desde 2013 la estadística judicial precisa los tipos de lanzamiento ejecutados: el 54% corresponde a casos de alquiler (144.000 hasta 2016), el 41% a viviendas en propiedad (110.000 lanzamientos) y el 4% a otras situaciones (11.000 lanzamientos).

Las cifras manejadas de estimación de personas sin hogar en España según diversos informes se sitúan entre 31.000 y cerca de 40.000. Sin embargo, la reciente encuesta del INE de centros que atienden a personas sin hogar apunta a la existencia de 20.000 camas en ellos, lo que deja de 11.000 a 20.000 sin ninguna cobertura de alojamiento cada noche. Un 44% de las personas que viven en la calle llevan más de 3 años en esa situación y el 74% de las plazas en albergues están orientadas a una estancia temporal.

En la CAV, según el IV Estudio sobre Exclusión Residencial Grave, recuento en las calles realizado por personas voluntarias la noche 18-19 de octubre de 2018, fueron localizadas 435 personas en 26 municipios. El número de personas que duermen en las calles del País Vasco ha registrado un preocupante aumento del 58,7% en los dos últimos años hasta el punto de que la cifra actual es la más elevada de todos los recuentos que viene realizando el Gobierno vasco de forma bianual desde 2010. El incremento, además, es especialmente significativo en San Sebastián y Bilbao.

Algunas iniciativas como The World’s Big Sleep Out tratan de denunciar este lamentable estado de cosas y despertar las conciencias de los gobiernos y ciudadanía para poner fin a la vergüenza de desatender a las personas más vulnerables desfavorecidas por la crisis y diferentes circunstancias personales y sociales. Según la misma, la noche del 7 de diciembre de 2019, en las calles de las ciudades, plazas y lugares simbólicos de todo el mundo, todas las personas participantes dormirán a la intemperie para dar vida a la mayor manifestación de solidaridad y apoyo a las personas sin hogar. 50 ciudades del mundo, entre ellas Madrid, se suman a este reto el 7 de diciembre de 2019.

La vivienda, un derecho subjetivo: Alquiler social

Se calcula que en España se han construido entre 60.000 y 100.000 viviendas protegidas anuales en los últimos 30 años. Y sin embargo en su inmensa mayoría han pasado a manos privadas, con lo que España es uno de los países europeos como menor parque público (según un informe de la Fundación Alternativas, un think tankpróximo al PSOE, son tan solo el 1,5% del parque nacional de 25,5 millones)

En Euskadi  hay 64.000 demandantes de vivienda social inscritos en el registro, de los que 52.000 lo que reclaman es alquiler social, por lo que Euskadi va a dejar de promover pisos sociales para la venta. Será la primera comunidad en considerar la vivienda un derecho subjetivo, y por tanto exigible dentro de unos requisitos de ingresos, ha diseñado una hoja de ruta respaldada por el Parlamento vasco. La meta es evitar, por la vía de la oferta, que el precio del mercado libre de alquiler se desboque y provoque una burbuja. En 2020 todas las promociones públicas serán para alquileres,

El Gobierno de Euskadi ha propuesto una estrategia para prevenir y reducir las situaciones de Exclusión Residencial Grave. Se pretende desarrollar en tres fases: La primera fase se centra en la elaboración de un diagnóstico consensuado en relación a la problemática de la exclusión residencial en Euskadi y en la determinación de una serie de principios, objetivos y directrices asumidos por el conjunto de las instituciones que participan en la elaboración de la Estrategia. La segunda fase consistirá en el diseño de un Plan propio con actuaciones concretas para la materialización de las directrices acordadas.  La tercera fase de la estrategia consistirá, finalmente, en el desarrollo de esos planes y en su seguimiento y evaluación.

En cuanto a los ejes de actuación, se contempla la prevención de las situaciones de exclusión residencial grave; el desarrollo del enfoque basado en la vivienda; la mejora de los recursos y programas orientados a las personas en situación de exclusión social grave en el ámbito de los Servicios Sociales; el refuerzo de la perspectiva de género en las políticas de prevención y abordaje de la exclusión residencial;la garantía del acceso de las personas sin hogar a los derechos de ciudadanía mediante la regularización de su situación administrativa; mejoras sectoriales en el ámbito de la salud, la garantía de ingresos y el acceso al empleo; acceso de las personas sin hogar al ocio, la educación y la participación social y política; Mejoras en el ámbito de la sensibilización y de la implicación de la comunidad en la prevención y el abordaje de las situaciones de exclusión residencial. Y  medidas de coordinación, seguimiento, evaluación y gestión del conocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.