No se cumple el decreto 59/2018 de listas de espera

EL COMERCIO

De momento, la entrada en vigor del decreto de listas de espera, el pasado 8 de noviembre, no se ha traducido en una reducción de las demoras quirúrgicas. A finales de ese mes, Sanidad incumplía la norma que limita en seis meses el tiempo de espera para las intervenciones de cirugía cardiaca valvular, cirugía cardiaca coronaria, cataratas, prótesis de cadera, prótesis de rodilla e histerectomías manteniendo a 126 pacientes a la espera. En realidad, es la operación de cataratas la culpable del grueso del incumplimiento, ya que 98 personas excedían a 30 de noviembre los 181 días fijados en el documento. Dieciocho pacientes llevaban también más de seis meses quitando las hojas del calendario para ponerse una prótesis de rodilla y otra decena, para una prótesis de cadera.

En total, hay casi 22.000 personas que esperan en el Principado por una intervención quirúrgica. Es una cifra, exactamente son 21.936, muy superior a la del año pasado, ya que suma 365 pacientes más en lista de espera a los registrados al finalizar el mismo mes de 2017 (noviembre de 2018 son los últimos datos que maneja la Consejería de Sanidad). Sin embargo, puede que lo más alarmante sea el incremento entre aquellos que tienen que esperar más de seis meses para operarse. El número de personas que permanecen en la lista durante 181 días o más es de 453, un número que hace palidecer los 254 contabilizados el ejercicio anterior. El aumento ha sido nada más y nada menos que del 78%.

Oftalmología y Traumatología. Hay una especialidad que acumula gran parte de estos pacientes que han tenido que esperar más de medio año para pasar por quirófano: 185 de ellos están pendientes de una operación de oftalmología desde al menos mediados de 2017. Aunque traumatología, que llega al centenar, tampoco se queda atrás. En el lado opuesto, no hay nadie que sufra esta demora pendiente de una operación de los servicios de dermatología, cirugía torácica, cirugía pediátrica y cirugía cardiaca.

Además de los casos extremos registrados en Asturias, el tiempo medio de espera también ha crecido. Este año, los enfermos han sufrido demoras de casi cuatro días más, de los 63,21 días publicados el año pasado a los 67,09 días reconocidos al final de 2018.

En esta ocasión, cirugía plástica, con 75,3 días, traumatología (71,2) y oftalmología (70,4), son las especialidades con más demora de media para realizar una intervención. En cuanto a número de pacientes en lista es traumatología la que se lleva la palma, con 6.086; seguida de cerca por oftalmología, con 5.75, y cirugía general y digestiva, con 3.477 pacientes.

No hay sorpresas y el centro con la lista de espera más larga es el de referencia en la región. El Hospital Universitario Central de Asturias, en Oviedo, atiende con demora a 7.906 pacientes, que esperan una media de 75,41 días (también es la más alta). Detrás, fiel a la misma lógica, el Hospital Universitario de Cabueñes, en Gijón, suma 4.392 pacientes, que aguardan más de 70 días para operarse. El hospital de la región con menos pacientes en la lista (252) es también el que menos demora acumula, menos de 29 días. Es el Carmen y Severo Ochoa, en Cangas del Narcea.

No todos los datos son desalentadores. Aunque la demora para someterse a una intervención quirúrgica ha crecido en Asturias, la espera para acudir a una consulta de alguna especialidad médica ha caído tanto en el número de pacientes que la sufren como en el tiempo medio que aguardan. En el penúltimo mes del año, 55.607 personas se encontraban en esta situación, 6.038 menos que en 2017. Y esperaron de media 55 días, frente los más de sesenta del ejercicio anterior.

En cuanto a la elaboración de pruebas diagnósticas, es la ecografía la que tiene a más asturianos en solfa. En total, con una demora de 59 días, esperan por ella 9.516. Muy inferior es la cifra de 6.321 pacientes que están en el listado para hacerse una resonancia magnética. Aunque estos tienen que esperar más: casi 75 días de media. El número totales de TAC por realizar es de 4.106 (en 73 días); de colonoscopia, es de 1.924 (en 46), y de mamografía es de 616 (en 42).

Era de esperar que la entrada en vigor del decreto se notase también en el incremento de la ocupación de los hospitales. Es el caso de Cabueñes, el hospital de referencia del Área V. Sin embargo, en el Área IV, tal y como explicó ayer su gerente, Luis Hevia, «tenemos ya organizado un sistema de derivación que nos permite distribuir de una manera lógica a los pacientes, en función de su edad y patología previa». En este sentido, amplió, «ya hace semanas que habilitamos en el Monte Naranco un dispositivo para que los enfermos geriátricos que entran en urgencias en el HUCA sean derivados directamente a este hospital».

Comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *