Por un medio ambiente sano

Por un medio ambiente sano.

 

Una de las más importantes evaluaciones de la contaminación del aire     realizada hasta la fecha, que incluye datos sobre más de 650 ciudades de todo el mundo, muestra cómo la exposición a la polución del aire que nos rodea conduce a un mayor riesgo de mortalidad a corto plazo.

El estudio, dirigido por la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, en el Reino Unido, y la Universidad de Fudan, en China, cuenta con la colaboración de investigadores del Instituto de Diagnóstico Ambiental y Estudios del Agua (IDAEA)del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) e incluye datos de 45 ciudades españolas, entre ellas Madrid, Barcelona y Sevilla.

Una de las conclusiones de este macroestudio, publicado en la revista New England Journal of Medicine, usando métodos estadísticos avanzados, han podido comparar cómo la mortalidad diaria aumenta cuando hay mayores concentraciones de contaminación urbana por partículas en suspensión en el aire. “Se ha encontrado  que, en promedio, un aumento de 10 microgramos/m3 en partículas inhalables (PM10) –capaces de penetrar hasta los pulmones  y finas (PM2.5) —emitidas por los tubos de escape de los vehículos y que pueden penetrar hasta el torrente sanguíneo— se asocia con un aumento en la mortalidad de 0.44% y 0.68%”, explica Aurelio Tobías, investigador del CSIC en el IDAEA, que ha participado en el estudio.

La contaminación  atmosférica es «el mayor problema de salud pública al que nos enfrentamos, por encima del tabaco». Así lo aseguró en la conferencia de clausura del 41.º congreso nacional de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria la doctora española María P. Neira, Directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Neira incidió en que «el 92% de personas que viven en ciudades no respiran aire limpio» conforme a los estándares aconsejados por la OMS. Y es que, para la veterana facultativa, «la exposición a aire con mala calidad es una de las cuestiones que más nos preocupan», pidiendo así «luchar entre todos para paliar este problema, que es enorme». No en vano, Neira aseguró que «los médicos no podemos limitarnos a tratar al niño que viene aquejado de asma, sino aprovechar nuestra influencia para evitar que esto ocurra» cambiando la forma en la que se construyen las ciudades o variando las formas de transporte mayoritarias.

«Al año se producen 7 millones de muertes prematuras debido a la exposición a aire contaminado», 400.000 de ellas solo en el continente europeo. Así, la polución está detrás del 30% de las muertes por cáncer de pulmón, el 24% de los ictus cerebrales o el 25% de los infartos. En la última década, la contaminación atmosférica mundial subió un 10%”.

En el año 2019, saltaron las alarmas por sobrepasar los límites admitidos,  de manera preocupante, según los datos recogidos por las estaciones de control, situadas en distintas poblaciones de Asturias.

Así el 16 de octubre  se registraron valores de 881 microgramos de partículas en suspensión PM10, las más contaminantes, fue el valor que se registró a las cuatro de la mañana en la estación municipal que mide la calidad del aire en El Lauredal, en Gijón.

A lo largo del mismo día, los mayores picos, después de El Lauredal, se registraron en la estación de Cangas de Narcea (381 microgramos por metro cúbico); La Calzada, en Gijón (325); Las Arobias, de Avilés (210); El Llano, en Gijón (210); Mieres (193); Montevil, en Gijón (186); El Naranco, en Oviedo (184); Langreo (183); Pumarín, en Gijón (172); Sama (162); Roces, en Gijón (159); Blimea (155); La Arena, en Gijón (132); San Juan de Nieva, en Gozón (127); Lugones (120); la avenida de Cervantes, en Avilés (104) y El Quirinal, también en Avilés, 103

El nivel de alerta de estas partículas se sitúa en 50 microgramos por metro cúbico de aire en 24 horas.

En fechas más recientes se volvieron a repetir valores alarmantes similares, principalmente en las partículas PM 2,5 micras, principalmente vinculadas a emisiones de combustión como el tráfico y no parece que en el 2020 vaya a ser mejor que el 2019 pasado.

El protocolo de actuación en episodios de contaminación del aire del Principado de Asturias tiene tres niveles: 0 (preventivo), 1 (aviso) y 2 (alerta). Y se aplica a tres contaminantes: las partículas en suspensión PM 10 (de diámetro inferior a 10 micras), PM 2,5 (diámetro inferior a 2,5 micras) y dióxido de nitrógeno.  Según este plan, el nivel 0 se activa, en el caso de las partículas de 2,5 micras, cuando una estación de la zona (son cuatro: Oviedo, Gijón, Avilés y las Cuencas) registra tres días consecutivos 25 mg/m3; nivel 1 cuando una estación supera tres días seguidos los 35 mg/m3; y nivel 2, el máximo, cuando una estación sobrepasa los 50 mg/m3 tres días durante un período de cinco jornadas consecutivas.

Estos son datos disponibles de las cantidades sobrepasadas en las estaciones de medida y los días que sobrepasan y los protocolos de actuaciones en cada caso. Lo que poco se tiene en cuenta es la “contaminación crónica”   aquella que sin sobrepasar los límites está muy cerca de ellos y permanente en el tiempo. Está demostrado que es más grave estar expuesto de continuo a limites elevados de contaminación por debajo de los estándares llamados peligrosos, que sufrir picos esporádicos de la misma.

Existen otros elementos contaminantes como es el caso del benceno que no entra dentro de los habituales de medidas y que son altamente peligrosos. La Coordinadora Ecologista lleva denunciando las altas dosis de este   contaminante cancerígeno que se miden en Trubia. Llega a los 17mg/m3 puntuales, aunque la media en las últimas 24 horas es de 7,5. La normativa española fija la media anual en 5 mg/m3, que es el número que «cuenta» en las estadísticas. Y la media este año en Asturias se situará por debajo del 5, según defiende, por su parte, Medio Ambiente.

Desde la Plataforma por la Salud y Sanidad Pública de Asturias instamos a los profesionales de la salud y a la ciudadanía en general, a pronunciarse en defensa de un medio ambiente sano.

Jose Luis Humara

Plataforma por la Salud y Sanidad Pública de Asturias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.