El predecible fracaso del modelo PFI

Editiroal del BMJ: http://www.bmj.com/content/360/bmj.k311

En 1999 la British Medical Journal calificó la iniciativa privada finanzas (PFI) “idiotez financiera pérfida”, y en 2017 la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria lo describió como una “ilusión fiscal”. Ahora un informe impulsado por los datos de la Oficina Nacional de Auditoría muestra que las PFI han sido más caros que el uso del financiamiento público para la construcción de hospitales, escuelas y otros edificios públicos y, en su mayoría, no se han dado cuenta de los beneficios esperados. Publicado en la misma semana que el colapso de Carillion, una gran compañía que cumple con los contratos de PFI, el informe ha ayudado a impulsar el financiamiento privado y la provisión de servicios públicos como prioridad de la agenda política.

La diferencia entre la contratación pública convencional de nuevos edificios y las PFI reside en la financiación. En ambos casos, los contratistas privados hacen el trabajo, pero con las PFI el dinero proviene del sector privado. El sector público luego devuelve el dinero al sector privado durante unos 25-30 años a partir de la entrega del edificio. El Reino Unido tiene más de 700 proyectos PFI con un valor de capital de alrededor de £ 60bn (€ 68bn, $ 83bn). Los cargos anuales fueron de £ 10.3bn en 2016-17, e incluso sin nuevos proyectos, los cargos continuarán en la década de 2040 y costará …

EL CASO ALZIRA. http://www.eldiario.es/cv/Rescate-hospital-La_Ribera-Generalitat_Valenciana-Sanidad-Carmen_Monton_0_733876760.html

No será una entrega de llaves sino más bien de claves informáticas. El próximo 1 de abril, la Generalitat Valenciana “dará la bienvenida a todo un departamento de salud a la gestión pública”, en expresión de la consellera de Sanidad Universal y Salud Pública, Carmen Montón, que se refiere al hospital de la Ribera y todo el departamento que de él depende y que da servicio a una zona de 250.000 habitantes.

El  rechazo por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana de la pretensión de la concesionaria Ribera Salud (participada por la empresa norteamericana Centene y el Banco Sabadell) de paralizar cautelarmente el proceso de rescate de este hospital privatizado, el primero que creó el PP y que dio nombre al “modelo Alzira”, permite al gobierno valenciano encarrilar una de sus promesas más relevantes, recogida en el Pacto del Botánico: iniciar el rescate de las concesiones sanitarias entregadas a la gestión privada.

Comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *