Remdesivir, expectativas infundadas

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha terminado por desaconsejar el uso en pacientes hospitalizados con coronavirus del antiviral remdesivir, uno de los principales tratamientos contra la enfermedad con los que se ha experimentado este año, al no hallarse evidencias de que cause mejoras en los enfermos.

Un panel internacional de expertos de organización concluyó que no hay pruebas de que el fármaco, producido por la farmacéutica estadounidense Gilead y que anteriormente se usó en enfermos de ébola, reduzca la mortalidad en los casos más graves de covid-19 o disminuya la necesidad de ventilación.

Los resultados se han obtenido tras analizar datos de cuatro ensayos con 7.000 pacientes hospitalizados con coronavirus y han sido publicados por la revista British Medical Journal, de la Asociación Médica Británica.

Sin efectos significativos frente a la covid-19

El fármaco “no tiene efectos significativos en la mortalidad o en otros importantes indicadores en los pacientes, tales como la necesidad de ventilación mecánica o el tiempo de mejora clínica”, recalcaron los expertos.

Aclararon que los resultados no indican que el remdesivir carezca de ciertos efectos beneficiosos para los pacientes, pero desaconsejan su uso ante el alto coste y los posibles daños a la salud de un fármaco que debe suministrarse por vía intravenosa.

La OMS recomienda la dexametasona, un corticoide utilizado desde hace muchos años

La OMS recomienda desde hace meses especialmente el uso de dexametasona, un corticoesteroide muy asequible en el mercado internacional, para el tratamiento de casos graves de covid-19, ya que ha sido el que ha ofrecido mejores resultados hasta la fecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.