El sistema de patentes: 247 patentes para un sólo medicamento y $ 18 mil millones de beneficio

El sistema de patentes para medicamentos está destinado, en teoría, a proteger la propiedad intelectual y recompensar nuevos descubrimientos científicos.

Sin embargo, las compañías farmacéuticas utilizan frecuentemente el sistema de patentes para aumentar artificialmente sus ganancias. Por ejemplo,  para proteger un medicamento existente de la competencia de los genéricos.

Un nuevo informe de I-MAK , una organización de defensa global, revela cómo la farmacéutica Abbvie ha abusado del sistema de patentes para retrasar la competencia de Humira, su medicamento más vendido..

Abbvie presentó 247 solicitudes de patente para Humira, es decir, para un solo medicamento, 220 de las cuales se presentaron después de que Humira ya estaba en el mercado. Esto podría tener sentido en el supuesto que las patentes reivindicasen nuevas indicaciones para el medicamento, pero casi todas las indicaciones para las cuales se aprobó Humira ya se habían reclamado con anterioridad en el año 2002. Las cientos de patentes presentadas desde entonces han sido para pequeños cambios en tratar las mismas indicaciones.

Se trata de una deliberada “estrategia de patente permanente, de extender el ciclo de vida de Humira para retrasar deliberadamente la competencia”, escriben los autores. Es una estrategia conocida como “Evergreening”, o “salto de producto”, en donde los cambios pueden ser tan pequeños como la dosis contenida en una cápsula o una formulación de liberación diferente, pero incluso estos pequeños cambios hacen que sea imposible sustituir la versión de marca por el genérico, bloqueando su salida al mercado..

Abbvie no es de ninguna manera la única compañía farmacéutica que utiliza esta estrategia para retrasar la competencia. Alrededor del 78% de los medicamentos que obtuvieron nuevas patentes entre 2005 y 2015 ya estaban en el mercado, según un estudio de 2017 , y casi el 80% de los medicamentos más vendidos extendieron su protección al menos una vez.

Además de evergreening, hay otras formas en que las empresas bloquean la competencia utilizando el sistema de patentes. Las compañías farmacéuticas regularmente usan acuerdos de “pago por demora”(pagando a las compañías de genéricos para retrasar la entrada al mercado), que les cuesta a los consumidores aproximadamente $ 3.5 mil millones al año. El fabricante de medicamentos Allergan llegó a tratar de vender su patente a una tribu de nativos americanos para proteger la patente bajo inmunidad soberana.

Es una estrategia que funciona, gracias el evergreening,  Abbvie ganó el año pasado $ 18 mil millones en Humira en todo el mundo ($ 12 mil millones solo en el mercado estadounidense), lo que representa dos tercios de los ingresos totales de la compañía, según I-MAK, 

Abbvie ha sido mucho más agresivo con su estrategia perenne en los EE. UU. En comparación con Europa, presentando tres veces más patentes en Estados Unidos. Debido a esto, la competencia de genéricos ingresará al mercado en Europa años antes que en América, lo que ahorrará miles de millones a los pacientes europeos. Los legisladores de EE. UU. Deben aprender de nuestros vecinos en el extranjero y comenzar a responsabilizar a los fabricantes de drogas de los esquemas anticompetitivos

Comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *