Una Jornada de Participación educativa, saludable y muy positiva

La jornada sobre Participación Comunitaria en Salud y Sanidad del pasado Viernes la tenemos que valorar como un verdadero éxito: La asistencia de 91 personas que abarrotaron la sala del “Pavo Real”, la organización que funcionó perfectamente, el ánimo de fraternidad y apoyo mutuo, y fundamentalmente, el interés que han tenido las ponencias (de gran nivel)y los debates.

La introducción correspondió a Pilar Lobo para abrir una mesa sobre los Consejos de Salud en el Sistema Sanitario, con las experiencias de Asturias: A pie de Barrio, Piloña Saludable y el Consejo de Salud de Sotrondio, y una intervención de Angel Antoñanzas sobre los Consejos de Aragón (seguramente el mejor ejemplo en el conjunto del estado), para terminar con una reflexión de Juan Luis Ruiz Gimenez acerca de lo que tenemos que preguntarnos y cuáles son los retos de la participación.

En la segunda mesa se recogieron las experiencias en el ámbito municipal de “ayuntamientos del cambio”. Mercedes González de Oviedo: Escuela Comunitaria y Plan de Salud; Vicky López Ruiz de Córdoba; La Salud en todas las políticas; y Antonio Vergara: Una experiencia comunitaria de barrio y la Marea Blanca de Cádiz.

Finalmente, la intervención de Sebastián Martín Recio, con un análisis sistémico de las causas y los efectos que interesan a la Salud y la Sanidad. Cerró la jornada Carlos Ponte, portavoz de la entidad organizadora, la Plataforma de la Sanidad Pública de Asturias.

De forma resumida, la Jornada nos ha enseñado a través de distintas experiencias, cuáles son las referencias y lineas de trabajo necesarias para nuestra actividad futura:

1.-Es posible promover la participación  con eficacia y buenos resultados, pese a las múltiples trabas legales y la cerrazón institucional, si  desde la Comunidad existe iniciativa y voluntad política.

2.- La energía y el protagonismo de la participación debe residir en la implicación de la ciudadanía, a los técnicos y sanitarios les corresponde un rol, que no es menos importante, de información, trasvase de conocimientos y apoyo.

3.- La participación se sustancia en procesos, y no en estructuras  ni en espacios predefinidos, que tengan como punto de partida problemas y necesidades concretas de la Comunidad.

4.- El modelo neoliberal en Salud y Sanidad es antagónico con la participación e indefectiblemente  reconvierte a los usuarios en clientes y consumidores de recursos. La participación efectiva sólo se puede desarrollar, potencialmente, en espacios públicos.

5.-  Los bienes comunes, como la salud y la sanidad, son derechos colectivos que no sólo no deben ser privatizados sino que tampoco han de ser confiscados por el monopolio del estado y los poderes públicos. En otras palabras, la participación social es, ahora y en sí misma, una reivindicación fundamental que tiene como meta el gobierno, o co-gobierno de las instituciones y los asuntos públicos.

En el capitulo de agradecimientos, que son múltiples (Telly, Mercedes, Juan Luis…), hay que incluir a la Asociación en defensa de la Sanidad Pública de Asturias que financió la Jornada.

 

 

Comparte:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
Esta entrada fue publicada en Blog y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *