Listas de espera desbocadas

FUENTE EL COMERCIO, 01/08/2022

Las listas de espera están desbocadas. La pandemia por la covid, que ha obligado a suspender actividad sanitaria en los dos últimos años en Asturias, está causando estragos, dejando unas demoras para operaciones, consultas y pruebas diagnóticas que jamás se habían visto en la sanidad pública gijonesa. El esfuerzo de los profesionales sanitarios, y los intermitentes planes de choque que el Servicio de Salud del Principado (Sespa) ha puesto en marcha para agilizar los tiempos de atención en pandemia, no han logrado paliar, al menos de momento, las dilatadas demoras que los pacientes se encuentran a la hora de ser operados, lograr una consulta con el especialista o realizar una simple ecografía o escáner.

Las cifras son más que elocuentes. El Área Sanitaria V, que engloba la actividad de los hospitales de Cabueñes y Jove (hablamos de Atención Especializada) tiene actualmente a 46.163 pacientes pendientes de una cirugía, una consulta o una prueba diagnóstica. Son 12.899 personas más de las que había en las mismas circunstancias en febrero de 2020, apenas un mes antes de que estallara la pandemia de la covid. Es decir, en dos años, las listas de espera del Sespa crecieron en Gijón en casi 13.000 pacientes, lo que viene a suponer un aumento de unos 460 enfermos más cada mes.

De esas 46.163 personas que aguardan por un proceso sanitario en Gijón, 28.637 lo hacen para una consulta con el especialista, 12.232 por una prueba diagnóstica y 5.294 por una intervención quirúrgica.

La lista de espera más desbocada está en la realización de resonancias, escáner, colonoscopias, mamografías y ecografías, donde prácticamente la cifra de pacientes pendientes de ser citados se ha duplicado. Así, si en febrero de 2020 eran 6.748 las personas pendientes de una prueba de este tipo, ahora son 12.232. La mayor parte, 11.039 en el Hospital Universitario de Cabueñes. La demora más pronunciada en Gijón la encontramos en las ecografías (también en Cabueñes), con 96 días de media. El hospital gijonés de referencia mantiene en ecografías tiempos casi tan dilatados como el Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA). No obstante, la palma de las demoras para pruebas diagnósticas la encontramos precisamente en Oviedo, con los 207 días para una resonancia magnética, frente a los 87 días de Cabueñes o los apenas 28 de Jove.

Actualmente, un enfermo que haya entrado oficialmente en lista de espera quirúrgica se enfrenta a 89 días (tres meses) de demora en Cabueñes y 61 en Jove. No obstante, la realidad es más dura que lo que indican las estadísticas del Sespa, puesto que si se calcula a cuánto ascendió la espera entre los pacientes que ya han sido operados la cifra se dispara a los 112 días en Cabueñes, es decir, cuatro meses de promedio, y 98 en el hospital concertado de la zona oeste.

387 de más de 6 meses

En el Hospital Universitario de Cabueñes, donde hay 387 personas pendientes de una cirugía desde hace más medio año, los servicios más saturados son los de Traumatología, Ginecología, Oftalmología, Cirugía General y Urología. Solo ellos concentran más del 50% de las esperas. La mayor demora la tienen en Traumatología, con 112 días de media para una operación, seguida de Ginecología, con 110 días y Cirugía General, con 98. En el lado de menores demoras se encuentran los servicios de Dermatología y Angiología y Cirugía Vascular, con apenas un mes para una intervención.

Hay datos que llaman a la reflexión, como los 148 días de media que, según el Sespa, han tenido que aguardar los pacientes operados en Traumatología de Cabueñes, o los 143 días de Cirugía General y los 120 de Otorrinolaringología.

Desde hace tiempo, los profesionales vienen demandando planes de choque efectivos. Es decir, «que no tengamos que frenar actividad o suspender cirugías por no disponer de quirófano o de profesionales, como viene siendo moneda habitual», señalan. Y es que «no todo es culpa de la covid», advierten. Las ajustadas plantillas también impiden que los quirófanos y las consultas puedan asumir una mayor actividad. «Ahora mismo hay especialistas que deben compartir enfermeras», alertan en Cabueñes, lo que obliga a reducir el volumen de citaciones y a reajustar las agendas. Así, por ejemplo, «revisiones de pacientes que antes dábamos cada seis meses ahora las hacemos cada doce o dieciocho meses», coinciden en relatar varios servicios de Cabueñes.

La mala evolución de las listas de espera es una tónica generalizada en Asturias, y también en el conjunto de la sanidad pública del país. Sin ir más lejos, la demora para intervenciones creció en el Principado de forma exponencial, llegando en la actualidad a 25.093 pacientes, frente a los 21.951 que había antes del inicio de la pandemia.

20 días para un TAC en Jove

La actividad del Área Sanitaria V, que engloba a enfermos de Gijón, Carreño y Villaviciosa, supone entre el 20 y el 25% de la realizada en la totalidad del Sespa. Asimismo hay servicios como Cardiología, Vascular, Oncología y Radioterapia de Gijón que atienden a pacientes de otras áreas sanitarias. Con todo, los hospitales de Gijón históricamente mantenían una atención algo más ágil con respecto al Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA) que por su condición de centro de referencia regional acumula mayores demoras en servicios altamente demandados y especializados.

Sin embargo, desde la irrupción de la pandemia de la covid, las demoras en el conjunto de los hospitales asturianos prácticamente se han equiparado para mal, salvo en las pruebas diagnósticas, donde el HUCA sigue siendo el que muestra los tiempos más prolongados, como los referidos 207 días para una resonancia o los 93 para una mamografía. En el complejo de La Cadellada las demoras para una prueba diagnóstica no bajan de los tres meses, mientras que en Cabueñes una colonoscopia está en 43 días y en Jove una resonancia se la puede hacer un enfermo en unos 28 días de media y un TAC en 20 días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.