«Una enemiga del pueblo»

Todavía bajo el shock de los ataques dirigidos contra Peter Gotzsche, uno de los científicos más reconocidos en el estudio de los medicamentos, recientemente expulsado de la dirección internacional de la Colaboración Cochrane y del cargo que ejercía en su propio hospital de Copenhague, hemos asistido, a escala local y sin tan graves consecuencias adversas, a una pequeña infamia que guarda bastante similitud.

La semana pasada, Lidia Senra, diputada de En Marea en el parlamento europeo, organizó en Vigo una jornada sobre la salud de las mujeres, en la que se sometían a debate los programas de cribado de cáncer de mama, la vacunación contra el Virus del Papiloma Humano y la violencia obstétrica. Intervinieron en la misma profesionales de la clínica y de la salud pública y la presidenta de la Asociación de Afectadas por la Vacuna del VPH.

Para nuestra sorpresa, diez días antes de celebrarse la jornada, La Voz de Galicia, el periódico de mayor tirada en este territorio, desencadenó una virulenta ofensiva contra la eurodiputada, con acusaciones de “antivacunas” y «enemiga de la ciencia médica y la salud de las personas». La campaña, amplificada en las redes y medios estatales y sostenida a lo largo de los días (aún continua en el momento de escribir este texto) fue aderezada con editoriales y opiniones diversas de catedráticos, médicos y columnas periodísticas. Todo en nombre de la “ciencia”, incluso de su utilización con fines políticos. Cabe destacar así mismo, el colofón del alcalde socialista de Vigo, señor Abel Caballero, prohibiendo la celebración de la jornada en un espacio municipal, que antes de la polémica había sido autorizado.

Nos cuesta trabajo decir si en Galicia persisten reminiscencias del oscuro pasado (y conste que quien suscribe es gallego) o, por el contrario, va por delante en el mundo de la postverdad. Quizás las dos cosas, porque es evidente que la cabeza de turco de la campaña era la citada eurodiputada, a la que se llegó a pedir públicamente su dimisión. Una mujer valiente y responsable en su trabajo político en defensa de los intereses de las personas y no de los negocios, en este caso multimillonarios. Lidia y la campaña nos han traído a la memoria la obra de teatro de Ibsen “Un enemigo del pueblo”, escrita a finales del siglo XIX, donde relata el acoso político y mediático que sufre un médico honesto, cuyo único pecado fue defender la verdad en contra de los poderes establecidos.

En más de una ocasión, Nogracias ha tomado una posición nítida sobre estos debates y no puede aceptar el argumentario que se ha utilizado en esta indigna campaña: la ciencia no se puede entender sin la duda, la crítica, la información veraz y el debate. Y hay demasiadas dudas sobre la oportunidad y la necesidad de la vacunación contra el VPH (que, por ejemplo, ya no se recomienda en Japón) o sobre la justificación del cribado mamográfico en la detección del cáncer de mama (recientemente suspendido en Suiza). La bibliografia científica sostiene las razones y la legitimidad de la crítica.

Desde Nogracias tenemos que agradecer a la eurodiputada Lidia Senra, a las médicas Maria Luisa Lores, radiologa, y Carmen Mosquera, de salud pública, y Alicia Capilla, presidenta de la imprescindible Asociación de Afectadas por la Vacuna del VPH, su participación y compromiso con la jornada.

Carlos Ponte

One thought on “«Una enemiga del pueblo»

  1. Pingback: “Una enemiga del pueblo” – Asociación de afectadas por la vacura del papiloma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.